Cómo ascender dentro de su compañía

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

En la economía turbulenta de hoy en día, es muy importante comprender los principios de cómo manejar su profesión. Con el rápido cambio tecnológico y los efectos de la globalización, los trabajos están cambiando y aún desapareciendo a la vez. Con la aplicación de principios comprobados a lo largo del tiempo, usted estará en una mejor posición para ayudarse a sí mismo y a su compañía a lograr el éxito:

 
Trace un plan profesional de cinco años

Escriba dónde le gustaría estar en cinco años. Este plan puede incluir puestos de trabajo que le interesen, lugares en donde le gustaría vivir, compañías para las cuales le gustaría trabajar y demás. Los planes profesionales le brindan la oportunidad de definir los pasos que necesita tomar para lograr sus objetivos y encontrar a las personas que pueden ayudarle a alcanzarlos.  Su plan puede también incluir un eslogan de lo que usted desea que otros piensen cuando escuchen su nombre. Considere esto su “marca” particular, algo que resalte el tipo de persona que quiere llegar a ser—su imagen profesional. Asistir al Taller de autosuficiencia laboral que se enseña en el Centro de Recursos de Empleo le ayudará a trazar un plan profesional. Además puede ingresar al sitio www.ldsjobs.org para documentar y hacer seguimiento de su plan.

Determine los posibles tutores y mentores

Las personas no pueden lograr todos sus objetivos sin la ayuda de los demás. A medida que considere su plan, piense quién podría servirle de tutor y qué personas podrían ayudarle a conducirse tanto dentro como fuera de su compañía. Al determinar los posibles tutores, busque personas en las cuales confíe y que gocen de éxito. Estas personas pueden detectar la posibles fallas y presentarle otras personas que puedan asistirle.  Además, busque una persona que se encuentre algunos puestos más arriba de su posición actual, observe lo que esta persona hace, y pida consejo. La mayoría de las personas tienen el deseo de ayudar, todo lo que usted debe hacer es pedir ayuda y expresarles cómo pueden asistirle.

Cultive aptitudes

Dado al ritmo de cambio del mundo de hoy en día, es necesario que esté pendiente de cómo está cambiado su trabajo y si está tomando nuevos rumbos. Estos cambios le ayudarán a comprender qué habilidades necesita cultivar. La mayoría de las grandes compañías y aun las más pequeñas están conscientes de la necesidad de ayudar a sus empleados a desarrollar nuevas habilidades para mantenerse en un mercado competitivo. Tome la iniciativa y pregunte a su gerente o supervisor qué cambios se avistan en el horizonte, qué puede hacer para estar preparado y qué oportunidades de capacitación existen. Este también es un buen momento para preguntar a sus tutores o mentores qué recomendaciones tienen.

Sea un excelente empleado

Puede considerar estrategias todo el día, pero si no logra sobresalir en su posición actual, no se le considerará para ningún ascenso. Los empleadores quieren que sus empleados sean puntuales, considerados con respecto a los miembros de su equipo, productivos e innovadores. ¿Está al tanto de cuáles son los objetivos de su compañía? ¿Sabe en qué aspectos se evalúa a su jefe? Tome tiempo para preguntar y averiguar cómo puede contribuir a estos objetivos.

Sirva como voluntario en proyectos especiales

Si tiene oportunidades de servir como voluntario para proyectos especiales, hágalo. Estos le ofrecen la oportunidad de demostrar iniciativa propia, aprender nuevas habilidades y trabajar con personas que de otro modo no conocería.

Aprenda a comunicarse correctamente

La comunicación eficaz es una de las habilidades de mayor importancia en los negocios. La mayoría de las personas creen que son excelentes comunicadores pero, en realidad, la mayoría de nosotros no somos tan buenos como podríamos ser. Por ejemplo, ¿se toma el tiempo para prepararse para las reuniones o improvisa? La comunicación es mucho más que simplemente compartir una opinión o preparar una presentación. Es la habilidad de compartir una idea de forma concisa y lograr un determinado objetivo. Los mejores líderes tienen la capacidad de comunicarse claramente. Dedique tiempo para aprender lo que significa en realidad la comunicación eficaz.

Aprenda de las críticas constructivas

El recibir sugerencias es un regalo, aún cuando éstos no se transmitan bien. Todos tenemos debilidades y deberíamos valorar lo que otros digan de nosotros. Cuando reciba sugerencias, tome tiempo para escribirlas, y no se ponga a la defensiva. La habilidad más importante que debe poner en práctica durante esos momentos es la habilidad de escuchar. Exprese su gratitud por el comentario y tome tiempo para asimilarlo. Después de haberlo meditado, si le surgen preguntas, regrese a la persona y esté preparado con preguntas y para recibir las respuestas. Tome las sugerencias y tome las medidas oportunas.

Administre su tiempo eficazmente

El manejo del tiempo es una habilidad que lo impulsará a niveles mayores dentro de cualquier organización. Requiere ser disciplinado y saber cuándo decir cortésmente: “Disculpe, no puedo”. Existen muchos libros y consejos sobre el tema, así que encuentre el tiempo para aprender en cuanto a esta importante habilidad.

Lleve un registro de sus logros

Cree un documento para hacer un seguimiento de sus logros (tanto dentro como fuera del trabajo). Esta información es algo que debiera utilizar durante revisiones anuales y como puntos en su curriculum vitae. Para saber más sobre el uso de esta información, aprenda en cuanto a las declaraciones positivas o convincentes.  Con una lista de declaraciones convincentes e impactantes, puede compartir con otras personas cómo puede colaborar con ellas.

Recuerde, todo lo que se da, en su momento se recibe de vuelta. Ayude a los demás con sus profesiones y comparta los conocimientos de las áreas en las que usted se destaque. Asista en crear una red de contactos para las personas, motíveles y reconozca sus aportes.

Recuerde, la responsabilidad de manejar su profesión no es de los demás, sino la suya. Lo maravilloso de tratar de mejorar es que usted puede trazar un curso y seguir adelante sabiendo que ha dado lo mejor de sí y que cuenta con personas que le ayudan.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?