Cómo ser un mentor

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Al ayudar a los miembros a trazar un plan, los líderes del sacerdocio y de la Sociedad de Socorro deben compartir con los integrantes del consejo de barrio algunas porciones relevantes de cada plan. Según sea necesario, el consejo de barrio podría asignar a mentores o a especialistas para que trabajen con los miembros necesitados.

Dichos mentores y especialistas reciben asignaciones específicas para ayudar a ciertos miembros de manera individual a efectuar o llevar a cabo su plan para lograr la autosuficiencia.

La función del mentor

Uno de los grandes retos que afrontan los solicitantes es la lucha interior contra una baja autoestima, y contra la desesperación y la pérdida de esperanza.

A diferencia de los especialistas de bienestar, no se llama ni aparta a los mentores. Por lo general, se trata de personas que ya tienen un vínculo establecido con el miembro necesitado, o de alguien que posee experiencia laboral en el área de interés del miembro. 

Dada su relación con el miembro necesitado, los mentores quizá sean las personas más indicadas para:

  • Infundir esperanza al mantenerse en contacto con frecuencia y al brindar el aliento necesario.
  • Ayudar al miembro a analizar sus propios pensamientos y opciones disponibles de un modo que no intimide ni sea crítico.
  • Pedirle al miembro que realice más cambios en su forma de pensar, de actuar o de conducirse de los que él generalmente haría por su propia cuenta.
  • Ser un modelo a seguir al mostrar el proceder y la conducta específicos que son necesarios para buscar y conservar un empleo, para mejorar sus habilidades y su formación académica, o empezar o mejorar un negocio.
  • Ser alguien a quien el miembro pueda consultar al compartir información sobre la industria de la especialidad escogida y sobre las empresas que existen dentro de ese campo, o al presentar personas de influencia a dicho miembro.
  • Abogar por el progreso y el desarrollo del miembro ante los integrantes del comité de bienestar de barrio.

El ser un mentor puede llevarse a cabo personalmente o mediante correo electrónico y teléfono.

El seguimiento de los miembros necesitados

Todo mentor o especialista debe mantenerse en contacto frecuentemente con el miembro necesitado. La estrategia de seguimiento, posterior a la planificación, deberá ser bastante simple:

  1. Llamar al miembro dos días antes de la fecha de vencimiento de cada asignación.
  2. Hacer un seguimiento semanal con cada solicitante; ya fuere en persona, por correo electrónico o por teléfono. Cuanto más tarde en ponerse en contacto con el miembro, más grande será la posibilidad de que éste adquiera malos hábitos que sean difíciles de vencer.

 

Hacer seguimiento según sea necesario. Las necesidades de los solicitantes no son siempre las mismas. Priorice a los candidatos de acuerdo con el siguiente criterio:

  • Quienes tengan necesidades económicas o emocionales más urgentes
  • Quienes sólo necesitan más información general, como una hoja de tips

Debe hacer un seguimiento inmediato y más frecuente con los miembros que tengan necesidades más urgentes. Ése es el momento para motivarles, para hacer aclaraciones en cuanto a los recursos y las asignaciones, o sencillamente para responder preguntas.

En todo momento del seguimiento, no asuma que el miembro dedicará tiempo a ponerse en contacto con usted para procurar más información o ayuda adicional. Tome la iniciativa y sea constante en ello.

El Taller de autosuficiencia laboral (artículo nº 35163 002) enseña habilidades relacionadas con la planificación de una carrera y con la búsqueda de empleo. Conforme los mentores o especialistas se familiaricen con los principios presentados en el taller y los asimilen, llegarán a lograr un éxito mayor al ayudar a los miembros necesitados.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?