Regresa y díselo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Cuando Sterling le dijo a su compañía que iba a empezar a buscar un nuevo trabajo, él y su esposa, Michelle, no habían previsto que él iba a estar sin empleo durante quince meses.

Sterling había llegado al punto donde ya no podía avanzar más en su compañía. Después de orar y sentir la aprobación de nuestro Padre Celestial, empezó a buscar un nuevo empleo.

Comenzó su búsqueda de empleo con mucho entusiasmo, pero después de un par de meses de búsqueda empezó a preocuparse.

“Me sentía casi paralizado por el miedo”, dijo Sterling.

Él estaba preocupado por cómo iba a mantener a su familia si no conseguía un trabajo pronto. Sterling y Michelle no comprendían por qué mes tras mes él no podía encontrar trabajo, pero siguieron teniendo fe de que iban a estar bien.

Sterling asistió a talleres para aprender técnicas para la búsqueda de empleo, tales como crear una red de contactos. A pesar de que sentía vergüenza de decirle a la gente que no tenía trabajo, él sabía que tenía que hacérselo saber. Poco después de haber comenzado a crear su red de contactos, uno de los recursos de su red de contactos le ofreció trabajo en una empresa recien formada.

Él aceptó el empleo, pero como la compañía no estaba ganando el capital suficiente como para pagarle, varios meses después tuvo que renunciar.

Al comenzar a buscar empleo esta vez, a Sterling le faltaba el entusiasmo que tenía antes.

“Todas mis ganas se habían disipado hacía mucho tiempo”, dijo Sterling.

El presidente de estaca de Sterling podía ver que Sterling estaba batallando para encontrar trabajo, por lo que le pidió a uno de sus amigos que fuera el mentor de Sterling. Este mentor ayudó a motivar a Sterling y a darle la confianza que necesitaba para buscar puestos de trabajo que coincidieran con sus habilidades. Además, al tener un mentor, Sterling se sintió más responsable por su tiempo.

Una vez más, Sterling comenzó a extender su red de contactos. Asistió a un grupo de red de profesionales en Centerville, Utah, EE. UU., donde ayudó a otras personas a extender sus redes de contactos mientras él buscaba oportunidades de empleo.

Como parte de los esfuerzos de Sterling por extender su red de contactos, trató de hablar con todas las personas, pero un día, casi un año después de haber renunciado a su empleo, se encontró en la tienda con uno de sus ex-compañeros de trabajo. Hablaron durante varios minutos, pero Sterling se sentía demasiado avergonzado como para decirle a su compañero de trabajo que todavía estaba sin empleo. Al separarse cada cual por su camino, el Espíritu Santo lo inspiró a regresar y decirle al hombre que todavía seguía en busca de empleo. Regresó, habló con su amigo y lo agregó en su lista de recursos de su red de contactos. También le envió una copia de su curriculum vitae.

Varios meses después, Sterling completó un curso de Relaciones Humanas Profesionales. Cuando obtuvo la certificación, tuvo la fuerte sensación de enviar un correo electrónico a las personas de su red de contactos para ponerlos al corriente de sus habilidades.

Cuando el amigo de Sterling leyó su correo electrónico, dio aviso a uno de los contactos de su propia red, quien pocos días más tarde llamó a Sterling para informarle acerca de un puesto de recursos humanos disponible en una empresa local. Convocó a Sterling para una entrevista y, gracias a su nueva certificación, Sterling se encontraba capacitado para tomar el puesto en la empresa.

Aunque Sterling no sabe por qué le tomó tanto tiempo conseguir empleo, siente que nuestro Padre Celestial le ayudó en el camino. No sólo fue capaz de continuar su educación sino que fue guiado hacia las personas adecuadas en el momento adecuado. Su experiencia le ayudó a darse cuenta de la guía de la mano de nuestro Padre Celestial en su vida.

“Aprendí que el Señor sabe quién soy y que nos ama, a mi familia y a mí”, comentó Sterling. “Cuando reflexiono acerca de esos quince meses y contemplo algunas de las experiencias clave, puedo ver que el Señor me estaba ayudando a lo largo del camino que debía recorrer, para aprender las cosas que tenía que aprender”. 

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?