Siguió el consejo de su obispo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Eddy estaba sentado en una clase del quórum de élderes cuando el maestro anunció que si alguien no tenía trabajo o estaba buscando un nuevo trabajo, debían hablar con el obispo. Eddy había estado desempleado después de que su compañía cerrara debido a la mala economía en la República Dominicana. Estaba desanimado y no tenía idea de cómo podía mejorar su situación. Su familia estaba pasándola mal económicamente, y él lo estaba pasando mal emocionalmente, al sentir que no era lo suficientemente competente para proveer para su familia.

Pero la sugerencia de hablar con el obispo le ofreció algo de esperanza a Eddy.

Se reunió con su obispo y hablaron en cuanto a su situación y por lo que estaba pasando. Su obispo le aconsejó ir al Centro de Recursos de Empleo local para utilizar los recursos de la Iglesia. El obispo sugirió que Eddy sirviera como voluntario hasta que encontrara un trabajo. Entonces su obispo le dio una bendición del sacerdocio para ayudar a Eddy a que tuviera éxito al encontrar empleo. Al día siguiente, Eddy fue al Centro de Recursos de Empleo.

“Apenas tenía dinero para el autobús, pero mi fe era más grande que todas las dificultades que me abrumaban”, dijo Eddy.

Cuando Eddy fue al centro, comenzó a sacar provecho de todos los recursos disponibles y empezó a dar su tiempo como voluntario para ayudar a otros en situaciones parecidas.

Después de un tiempo, Eddy llegó a ser el coordinador de los voluntarios. Aprendió la manera de dirigir grupos grandes de personas y la manera de capacitar a los demás. También aprendió a enseñar el Taller de autosuficiencia laboral. Mientras estaba ahí, ayudó con éxito a muchas personas a mejorar sus habilidades de entrevistarse, crear redes de contactos y escribir.

Uno de los talleres, el Taller de autoempleo, le ayudó a Eddy de una manera decisiva. Aprendió cómo emprender su propio negocio y lograr que tuviera éxito.

Poco después, Eddy comenzó dos negocios diferentes para ayudar a proveer para su familia. Ahora es dueño de un pequeño negocio por catálogo y vende productos de belleza, de higiene y para el hogar. También es dueño de otro pequeño negocio que vende minutos de prepago para teléfonos celulares. Además, ha encontrado un trabajo en un centro educativo enseñando informática.

“Sin la ayuda del Centro de Recursos de Empleo”, dijo Eddy, “hubiera sido muy difícil conseguir el éxito”.

Incluso con sus muchos compromisos de tiempo, Eddy sigue siendo voluntario en el Centro de Recursos de Empleo tres días a la semana para enseñar el Taller de autosuficiencia laboral.

 “Mi vida ha cambiado de manera significativa debido a mi progreso constante”, dijo él. “Estoy agradecido por la recomendación de mi obispo. Insto a todos a que sean diligentes y tengan fe en el Señor Jesucristo, y a que sigan siempre el consejo del obispo”.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?