Fondo Perpetuo para la Educación

La Iglesia estableció el Fondo Perpetuo para la Educación (FPE) para ayudar a los miembros jóvenes de la Iglesia a pagar los estudios con el objeto de mejorar su empleo y bendecir a su familia, a la Iglesia y a la comunidad. El programa permite que las personas sopesen su potencial, planifiquen su carrera y logren sus metas. Los líderes de la Iglesia, los directores de seminario o instituto, y el personal del centro de empleos pueden ayudar a las personas durante los procesos de solicitud y de préstamo.

De acuerdo a las circunstancias y a los planes, los solicitantes pueden recibir préstamos de dos a cuatro años que les permitan pagar la matrícula, los libros y las cuotas. La mayoría de las personas recibe préstamos para estudiar cursos en instituciones técnicas.

¿Qué personas pueden recibir un préstamo?

Los jóvenes que estén casados o solteros, generalmente entre las edades de 18 y 30 años, pueden solicitar un préstamo. Los solicitantes deben estar activos en la Iglesia e inscritos en un instituto de religión. Deben estar trabajando, cursando estudios y viviendo en una zona en que se haya aprobado el FPE. Actualmente, el programa funciona en Latinoamérica, el Caribe, el sureste de África y las Filipinas, y se extenderá a otras zonas tan pronto como sea posible. Los solicitantes no deben contar con los recursos económicos que necesiten para pagarse los estudios.

Procedimiento para obtener un préstamo del FPE:

  • Obtener la aprobación del líder del sacerdocio.
  • Llenar la solicitud de préstamo del FPE (disponible en internet, en www.lds.org/pef ). (Si los solicitantes necesitaran ayuda para llenar la solicitud, pueden comunicarse con su líder del sacerdocio, con el director de seminario o instituto, o incluso con el personal del centro de empleos.)
  • Los Servicios de Recursos de Empleo revisarán la solicitud y enviarán al solicitante por correo electrónico cualquier pregunta que surja.
  • El comité de préstamos del FPE examinará y aprobará el préstamo en internet.
  • Sométase a una entrevista para el préstamo.

Una vez que haya recibido el préstamo:

  • Asista a la institución educativa; de ser posible, complete una pasantía o un programa para aprendices. Si se hace necesario, renueve el préstamo cada año.
  • Cumpla con todas sus obligaciones, incluso la de hacer todos los pagos del préstamo a tiempo.
  • Gradúese y consiga empleo; preste servicio a su familia, a la Iglesia y a la comunidad.

Para obtener mayor información en cuanto al Fondo Perpetuo para la Educación, visite www.lds.org/pef.

Retroalimentación

¿Fue útil esta página?