Identificar sus aptitudes

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Los ejemplos sólidos de experiencia laboral forman parte de las entrevistas de trabajo exitosas. ¿Pero qué se hace cuando uno está buscando su primer empleo o cuando no tiene mucha experiencia laboral? Si su último trabajo fue sacar maleza o tirar la basura, ¿cómo demuestra que es un trabajador capaz? A continuación, se muestran algunas formas de identificar y presentar habilidades laborales que todo empleador deseará en sus empleados.

Determine las habilidades necesarias para cada trabajo

Dedique algo de tiempo a averiguar lo que requiera este trabajo en particular; esto significa entender lo que ocupa al área o empresa en particular y lo que se espera de sus empleados. También podría preguntar a alguien que conozca ese tipo de trabajo qué esperar de éste. Véase la sección Entrevistas informativas para ver el tipo de preguntas que debe formular al llevar a cabo una investigación sobre un empleo.

Por ejemplo:

Cuando Jorge se entera de una compañía de diseño de jardines que está contratando gente, a él le parece que sería un buen trabajo para el verano. Aunque no ha trabajado para nadie fuera de su familia, tiene la experiencia de haber ayudado a cuidar del jardín familiar. Se acuerda de que uno de los consejeros del programa para jóvenes de la Iglesia comentó que, mientras estudiaba en la universidad, había trabajado como diseñador de jardines y decidió llamarlo. El consejero le habló acerca de la duración de las jornadas laborales y le explicó que el trabajo consistía en mover tuberías para aspersores y preparar parterres o canteros. Jorge saca la cuenta de que ha dedicado más o menos la misma cantidad de horas a limpiar los canteros viejos de su abuela y a ayudar a su tío a instalar un sistema de aspersores. Se postula para el trabajo. En la solicitud menciona que siempre se asegura de terminar todo trabajo que empieza, y pone de referencia a su consejero. Al empleador le gusta la forma en que Jorge contesta las preguntas, y el consejero de la Iglesia le explica que el candidato trabajaba con dedicación en los proyectos de servicio y que daba un buen ejemplo a los muchachos más jóvenes. Jorge consiguió el trabajo.

Determine las habilidades laborales que posee

Considere los trabajos que haya hecho en casa, en sus estudios, en la Iglesia y en la comunidad. A fin de hacerlos bien, debió prestar atención a indicaciones, resolver problemas y demostrar responsabilidad. Todo ello constituye habilidades o habilidades laborales. 

Trabajo voluntario – Ese tipo de experiencia de trabajo demuestra que usted tiene motivación para prestar ayuda y que no piensa únicamente en usted. El trabajo que se hace en equipo además demuestra que usted sabe trabajar en equipo y que puede relacionarse bien con otras personas.

Llamamientos de la Iglesia – Los llamamientos demuestran que usted sabe cumplir con horarios y que tiene capacidad para organizarse y planificar en base a compromisos. Es útil que pueda presentar referencias que no sean de la familia, y los líderes de la Iglesia junto a los que haya servido le pueden servir de recurso en ese aspecto.

Reconocimientos – Los reconocimientos recibidos en las instituciones académicas y en la Iglesia (por ejemplo: el Reconocimiento a la mujer virtuosa y el premio “Mi deber a Dios”) demuestran que usted sabe establecer metas y cumplirlas. Si el entrevistador pregunta al respecto, puede explicar cuáles eran las metas y cómo las cumplió a fin de recibir el reconocimiento.

Tareas – A los empleadores les gusta ver que usted es responsable, y el resaltar tareas frecuentes sirve para darles una idea de su carácter. No es recomendable ponerse a enumerar las tareas sino presentar una lista de lo que se haya aprendido o de las habilidades que se hayan adquirido a raíz de ellas. Asegúrese de empezar por su mejor ejemplo.

Por ejemplo:

Julia, de 16 años, quiere solicitar empleo para trabajar en una empresa de limpieza después de clases. En su solicitud explica que fue voluntaria en un proyecto de limpieza de la casa de un vecino y que lleva años ayudando a limpiar la casa donde vive con su familia. Entiende los efectos de varios productos de limpieza y sabe qué productos no debe aplicar a ciertas superficies. De referencia pone el nombre de una mujer cuyos hijos ella cuidó desde que tenía doce años, lo cual demuestra que supo ganarse la confianza de la familia ya que ésta la sigue contratando para cuidar a los niños.

Proyectos y clubes estudiantiles – La escuela es una buena manera para mostrar que sabe ponerse prioridades, hacer varias cosas a la vez y seguir instrucciones. Mediante la participación en clubes y organizaciones estudiantiles se puede demostrar que sabe trabajar en equipo. Además, los maestros pueden servir de referencias. Al enumerar las actividades extracurriculares en las que actualmente participe, tenga cuidado de no dar la impresión de que no tendrá tiempo para trabajar.

Pida sugerencias – Pregunte a sus familiares y amigos qué es lo que ellos han observado en usted. ¿Es usted una persona de la cual se fían? ¿Le consideran amigable y fácil de tratar? ¿Sabe usted resolver problemas con eficacia y hallar soluciones con rapidez? Las personas que mejor le conozcan pueden señalarle algunas cualidades que le permitan hacer que los empleadores se interesen en contratarle. Haga preguntas a varias personas, de modo tal que vea cuáles son las características que se mencionan con más frecuencia. Para ver otras formas de reconocer sus talentos y habilidades, llene la primera sección del cuaderno de ejercicios del Taller de autosuficiencia laboral.

Presente bien sus habilidades

Tan importante como tener habilidades laborales es saber presentarlas durante una entrevista de trabajo.

Sea breve – Cuando el entrevistador le pregunte sobre alguna experiencia de trabajo, contará con pocos segundos para contestar. Muestre respeto por el tiempo de dicho entrevistador concentrándose en la idea principal y habiéndose preparado para contestar preguntas como: “El saber esto, ¿cómo le ayudaría en nuestro trabajo?”.

Sea cortés y sincero – Desde el momento en que usted entre en el cuarto, se estará evaluando su modo de tratar a las personas, por lo cual es importante mantener el equilibrio entre la confianza y la cortesía. La mejor manera de mantener ese equilibrio es ser sincero. Nunca conviene dar la impresión de haber hecho algo que en realidad no hizo o de que sabe hacer algo que en realidad no sabe. Es importante tener integridad, no sólo como empleado sino también como persona.

Vístase de forma apropiada – Cuando vaya a una entrevista de trabajo, vístase un poco más formal de cómo se vestiría para ese trabajo. Asegúrese de que toda su ropa esté limpia, pulcra y en buen estado. Por ejemplo, si se postulara para un trabajo de construcción, no vista traje o terno; en lugar de ello, vista un buen pantalón y una camisa limpia y planchada. No debe vestir de un modo demasiado formal, pero tampoco demasiado informal.

Haga preguntas adicionales – Habiendo investigado la compañía, usted debería contar con una lista de preguntas. Evite las preguntas sobre el sueldo o el horario de trabajo y concéntrese más bien en lo que pueda hacer por la empresa. Si hace preguntas sobre protocolo y sobre cómo puede dar un mejor servicio, demostrará que ha pensado mucho en el trabajo específico.

La mejor forma de determinar las habilidades laborales es ver si la persona ha sido buena trabajadora en la casa, en los estudios, en la iglesia y en la comunidad. Mediante la dedicación a dar lo mejor en las labores diarias, puede demostrar que será un buen empleado y contribuirá no sólo a mejorar su vida sino la de los demás.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?