Nueve maneras de ayudar a tu familia durante el desempleo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

El desempleo afecta a cada miembro de la familia. En tu papel de padre o madre podrías pensar que debes trabajar en tu búsqueda de empleo solo, cuando en realidad tu familia es una fuente increíble y necesaria de apoyo y motivación.

Podrías tener dificultades para saber cuándo incluir a tus hijos y cuánto decirles. Te podrías preguntar cómo puedes incluirlos en tu búsqueda de empleo y todavía ayudarlos a sentirse seguros.

A continuación algunas ideas de ayuda:

1. Deliberen juntos

La búsqueda de empleo a menudo es difícil, pero también puede ser una oportunidad de unirse como familia. Reúnanse y analicen el impacto financiero, emocional y espiritual de la búsqueda de empleo. Hagan un plan en conjunto de cómo avanzarán y cómo cada persona puede contribuir. Los hijos mayores a menudo se benefician al comprender el impacto que tiene el empleo en la vida familiar.

2. Sigue participando

Tener diversión te permite liberar estrés y encontrar gozo en el momento. Es un momento cuando tu familia puede enfocarse en algo más que en la búsqueda de empleo y puede ayudar a todos a mantener una actitud positiva.

Durante el desempleo puedes ser tentado a evitar las situaciones sociales. Sin embargo, el aislamiento puede promover sentimientos de vergüenza, depresión y falta de dignidad. Sigue participando en tus círculos sociales y de barrio. Posiblemente decidas reducir cualquier pasatiempo o hábito costoso, pero mantén las cosas de tu vida diaria tanto como sea posible. Haz un esfuerzo de tener actividades familiares regulares. Podría ser solamente jugar en el parque o realizar juegos de mesa, pero pasar tiempo juntos significará mucho para ti y tus hijos.

3. No permitas que la situación defina a tu familia

Recuerda que son mucho más que una familia que está haciendo frente al desempleo. Ayuda a tus hijos a ver que los desafíos les pasan a todos y que el desempleo no es algo acerca de lo que hay que sentirse avergonzado. Las pruebas son parte de la vida y como el élder Jeffrey R. Holland testificó: “Los días malos vienen y van, … la fe siempre triunfa, y… las promesas celestiales siempre se mantienen” (“Lessons from Liberty Jail”, Ensign, septiembre de 2009). Enséñales a través de tu ejemplo y al enfatizar su valor divino y talentos únicos.

4. Haz de la oración y del estudio de las Escrituras una prioridad

Una de las mejores maneras de unirse como familia y de encontrar paz es a través de la oración familiar diaria y del estudio de las Escrituras. No importa cuán caótica se convierta la vida, haz de esta práctica una prioridad. Será una fuente de revelación cuando tomes decisiones importantes acerca del futuro. También, no olviden el ayuno familiar y los viajes al templo para invitar al Espíritu y las bendiciones adicionales.

5. Mantén una rutina similar

Las personas que buscan empleo a menudo tienen más tiempo libre a disposición. En lugar de permitir que tu horario cambie drásticamente, mantén horas similares. Levántate a la misma hora, vístete para el día de trabajo y comienza tu búsqueda de empleo a la hora que normalmente sales a trabajar. Esas cosas no son solamente una gran manera de encontrar un nuevo empleo más rápido, sino que también ayudan a toda la familia a mantener una sensación de normalidad.

6. Haz redes de contactos en todas partes

Comparte tu búsqueda de empleo con padres, maestros y entrenadores en la escuela de tus hijos y en eventos extracurriculares.

No olvides que los cónyuges e hijos tienen redes de contacto también. Incluso si tu cónyuge no trabaja en tu profesión, él o ella podría estar conectado a personas que lo están.

7. Incluye a tus hijos en tu búsqueda de empleo

Deja que tus hijos te ayuden en tu búsqueda de empleo en todo lo que puedan. Podrías organizar una actividad de noche de hogar donde tu familia identifique tus fortalezas y logros o te ayude a practicar para una entrevista al interrogarte sobre preguntas comunes en una entrevista. Esto no solamente te ayudará a prepararte para tener éxito en tu búsqueda de empleo, sino que también demuestra a tus hijos lo que se requiere cuando se aplica por un empleo.

8. Busca la felicidad

Tener diversión te permite liberar estrés y encontrar gozo en el momento. Es un momento cuando tu familia puede enfocarse en algo más que en la búsqueda de empleo y puede ayudar a todos a mantener una actitud positiva. Tú sabes qué disfruta tu familia. Busca maneras de hacer algo divertido en tu hogar.

9. Expresa agradecimiento

El desempleo puede ser un momento de miedo para padres e hijos. Incluso cuando no se sienta, el Señor está cuidando de tu familia y te bendecirá a través de tu búsqueda de empleo. Busca la influencia del Señor en tu vida y haz que reconocer y compartir las entrañables misericordias del Señor sean una práctica regular en tu hogar.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?