Comenzar de a poco

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

La administración de un negocio próspero requiere cuidar los recursos minuciosamente en un principio y que se tomen las medidas apropiadas. También es importante hacer caso a los consejos respecto a planificar y ahorrar para el futuro. “Porque, ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, para ver si tiene lo que necesita para acabarla?” (Lucas 14:28).

A continuación, se presenta algunas ideas y sugerencias para planear un negocio:

 
Datos útiles

Sepa con qué recursos cuenta y conozca sus límites. Tenga una idea clara de su situación y la de su negocio.

  • Conozca el mercado. Averigüe la cantidad de personas que consumirán su producto o servicio, con qué frecuencia lo harán y cuánto pagarán por él. Todos estos aspectos forman parte de un estudio de mercado.
  • Utilice sus ganancias sabiamente. En las épocas en las que el negocio marche bien, ahorre dinero para cuando llegue la época de las “vacas flacas”. Contar con ahorros le brinda la seguridad y los recursos para aprovechar las oportunidades que se presenten.
  • Evite las deudas innecesarias. De ser posible, trate de poseer un empleo estable al abrir un negocio. El tener un ingreso regular le puede servir para cubrir los gastos mientras ponga en marcha el negocio y el flujo de efectivo sea fluctuante.
  • No espere tener éxito de la noche a la mañana. Recuerde que casi todos los negocios demoran tiempo en arrojar ganancias y requieren trabajo arduo y paciencia.  
¿Cuáles son los obstáculos?

Un error que se comete con frecuencia al abrir un negocio es que las personas tratan de hacer demasiadas cosas en poco tiempo. Los siguientes son otros errores comunes:

No estudiar el mercado lo suficiente.

El no contar con suficiente información ni hacer suficientes preguntas le arrojará resultados tergiversados y conclusiones falsas. Es importante no adelantarse a la investigación. Es necesario entender los aspectos positivos y los negativos.

Si alguien más intentara venderle una idea que tuviera que ver con su tiempo y su dinero, ¿actuaría con escepticismo? ¿Acaso no esperaría que le mostraran pruebas de la investigación realizada y se aseguraría de que los hallazgos se hayan contemplado desde todos los ángulos?

Pedir préstamos que no se necesiten.

Recuerde poner en riesgo solamente lo que se pueda dar el lujo de perder. Las inversiones grandes podrían arrojar ganancias grandes, pero también podrían producir pérdidas considerables.

Siga el consejo del presidente Heber J. Grant (1856–1945): “Si hay algo que dará paz y contentamiento al corazón humano, y a la familia, es llevar un tren de vida que nuestros ingresos nos permitan, y si hay algo que es difícil y desalentador y descorazonador es tener deudas y obligaciones que no se puedan cumplir” (en Gospel Standards, compilado por G. Homer Durham, 1941, pág. 111).  

¿Cuál es la diferencia entre comenzar de a poco y no aprovechar las oportunidades?

Existe una diferencia entre ser cuidadoso con los recursos y no modernizar un negocio de acuerdo con el mercado.

Tenga un buen plan

Si tiene la disposición de correr un cierto riesgo, asegúrese de que sea uno calculado, y de que se tenga un buen plan de respaldo. Pregúntese a sí mismo, “¿qué riesgos puedo permitirme correr?”. Es posible que se le presenten oportunidades que parezcan buenas, pero que lo sean sólo si arrojan buenos resultados. Correr un riesgo que podría significar el fracaso total de su negocio jamás constituye un buen plan. Evalúe los riesgos mediante las preguntas siguientes:

  • ¿Cuánto tiempo tomará recuperar la inversión?
  • ¿En cuánto tiempo comenzará a generar ganancias?

Los riesgos no siempre tienen un valor monetario inmediato. Usted debe considerar la cantidad de trabajo que tendrá que invertir en algo antes de que arroje ganancias. ¿Por cuánto tiempo se puede permitir trabajar al costo, sin gastar los ingresos, pero tampoco sin percibirlos?

Adáptese

Un error que la gente suele cometer es no tomar la iniciativa de su negocio. El simple hecho de que el propietario sea precavido con el negocio no significa que no trate de mejorarlo.

No lleve a cabo el estudio de mercado solamente una vez; procure siempre analizar nuevas formas de presentar su producto, y contemple el futuro para comprender las nuevas tendencias del mercado.

Como lo citara Bruce Barton, “Acción y reacción, bajamar y pleamar, ensayo y error, cambio; tal es el ritmo de la vida” (en The International Dictionary of Thoughts , 1969, pág. 117). El cambio es algo que siempre debe esperarse con los negocios, y aquéllos que no se adapten a los cambios del mercado no lograrán el éxito. 

Prácticas comerciales básicas

Vea el análisis sobre los cuatro pilares del Taller de autoempleo.

  • Fórmese una idea clara de lo que es el negocio a diario.
  • Entienda el mercado y las necesidades que usted planea satisfacer.
  • Una vez que conozca el negocio y las necesidades del mercado, busque nuevas formas de presentar su producto.
  • Manténgase al tanto de sus finanzas y contrólelas. Administre el aspecto económico del negocio poniendo gran atención a los detalles.

Recursos útiles para los estudios de mercado

Recursos para el estudio de mercado:

Extender una red de contactos – Comunicación con personas que conozca y que tengan experiencia en el sector de su interés. Véase Extender una red de contactos.

Grupos de un sector en particular – Organizaciones de personas que se especializan en un servicio o producto en particular.

Sitios web gubernamentales o comerciales – Sitios en internet que evalúan las tendencias de los mercados nacionales. Véase Cómo hacer investigación sobre una empresa.

Investigación de OPI (siglas en inglés de la compañía Productos de Oficina Internacional) – Investigación que realiza usted mismo.

  1. Observación: Observe un negocio que sea similar al que usted desee abrir. Fíjese en las personas que entran y en la expresión que lleven al salir. ¿Llevan un producto en las manos?
  2. Participación: Entre al negocio en calidad de cliente y pregunte si puede concertar una cita o qué productos recomiendan, así podrá enterarse de cuáles son las horas más ocupadas y los productos de mayor venta.
  3. Entrevistas: Entable una conversación informal con personas que acaben de salir del negocio. Pídales su opinión en cuanto al servicio y pregúnteles si se cumplieron sus expectativas.

 Véase también Cómo hacer investigación sobre una empresa

Lo que los propietarios de negocios deben saber en cuanto a los préstamos

Todo propietario de negocio desea asegurarse de que la transacción que hará es conveniente. Si necesita un préstamo para su negocio, asegúrese de entender los términos de éste y de que sea el más adecuado para su caso. No se deje acosar para que acepte un riesgo financiero que no le convenga. En alguna parte deben ofrecer el préstamo ideal para usted; todo es cuestión de comparar las diferentes tasas de interés, las cuotas y las tasas por incumplimiento.

¿Vale la pena el financiamiento?

Determine si es necesario pedir un préstamo y averigüe qué opciones en materia financiera tiene a su disposición y los riesgos relacionados con cada una de ellas. La mejor manera de averiguarlo es hablar con personas que hayan pedido un préstamo. Pregúnteles en cuanto a las ventajas y las desventajas. Averigüe también en cuanto a los recursos financieros que se ofrezcan en su localidad. Para ello, lleve a cabo una búsqueda de recursos de autoempleo en este sitio o póngase en contacto con el Centro de Recursos de Empleo SUD más cercano

¿Tengo la capacidad para pagar un préstamo?

Si decide pedir un préstamo, entonces tiene que determinar el punto clave del asunto, esto es, cómo pagarlo. Considere el proyecto en el que desee invertir. ¿De qué manera puede utilizar el dinero de modo que le rinda ganancias? Es importante que calcule la cantidad exacta de dinero que recibirá de una inversión (y con qué rapidez), ya que el negocio tendrá que rendir lo suficiente a fin de cubrir los gastos habituales además de los pagos del préstamo.

¿Cómo se compara un préstamo con los demás?

Al obtener un préstamo no sólo hay que fijarse en la tasa de interés; los préstamos tienen otros aspectos que se deben comparar con los que ofrezcan otras entidades financieras.

Tasa de interés – Por ejemplo, se puede dar el caso de que la tasa de interés que ofrezca un banco sea bastante baja, pero eso se debe a que ésta aumentará al cabo de los seis primeros meses.

Cargos y tasas por incumplimiento – Los préstamos pueden tener cargos adicionales y tasas por incumplimiento por no efectuar un pago, por cesación de pagos o, a veces, por efectuar pagos anticipados.

Respaldos – Precauciones que se toman a fin de asegurarse de que una persona cumpla con el pago de un préstamo. Aun cuando trabaje con ahínco y su negocio sea próspero, recuerde planificar para lo peor.

Garantía – Es un bien que usted u otra persona ofrece al prestamista ante el caso de que se produzca la cesación de pagos. Nunca ponga en garantía un bien que no pueda permitirse perder.

Aval – Persona que asume un riesgo calculado junto con usted. El aval se ofrece a pagar el préstamo en caso de que usted no pueda hacerlo. Si no puede pagar un préstamo, asegúrese de no dañar su relación con amigos o parientes que hayan aceptado ayudarle.

Otros servicios que se ofrecen – Las instituciones de préstamo a menudo incluyen otros servicios que benefician a los negocios y que podrían hacer que valga la pena obtener el préstamo. Entre esos servicios se encuentran:

  • Capacitación e instrucción empresarial.
  • Estudios de mercado.
  • Planeamiento comercial.
  • Seguros.
  • Préstamos en grupo o microcrédito. (Aunque los préstamos en grupo y el microcrédito son poco comunes en los Estados Unidos y en Canadá, son comunes en muchas otras partes del mundo. Se solicita el préstamo con otras personas y si una de ellas no puede pagar en un mes determinado, el grupo cubre los pagos del préstamo. El grupo que obtiene el préstamo se reúne con frecuencia a fin de intercambiar ideas sobre los obstáculos y los éxitos de su empresa. El grupo constituye una fuente de aprendizaje, apoyo y aliento.) 

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?