Fallas que dificultan la búsqueda de empleo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

¿Tiene dificultad para hallar empleo? El reconocer las fallas que comúnmente dificultan la búsqueda de empleo puede servirle para determinar mejor cómo administrar el tiempo al buscar trabajo. 

Ignorar qué se pretende hallar.

Cuando se nos pide que ayudemos a alguien a encontrar algo dentro de una habitación, nuestra respuesta natural es: “¿Qué debemos buscar?” Aborde la búsqueda de empleo del mismo modo. Determine lo que desea hallar y será más probable que logre hallarlo. Dirija su búsqueda de empleo a los puestos o empresas que conduzcan al tipo de trabajo que usted disfrutará. Si no estuviera seguro del tipo de trabajo que le agradaría, tome algo de tiempo para determinarlo. 

Invertir muy poco tiempo en la búsqueda.

Si actualmente no tuviera empleo, su trabajo de tiempo completo es la búsqueda de empleo; debe dedicar 40 horas semanales a buscar trabajo. Evite tomarse vacaciones con el dinero de la indemnización. El desempleo no es el momento para terminar los proyectos pendientes de la casa. No siempre se halla empleo de inmediato, así que invierta tiempo, en especial, al principio. Aun cuando actualmente tuviera trabajo, continúe dedicando tiempo para mejorar sus técnicas para la búsqueda de empleo, por ejemplo, el extender una red de contactos, a fin de establecer una red en caso de perder el trabajo inesperadamente. 

Efectuar búsquedas muy limitadas.

Las personas que se valen de muchos métodos para buscar empleo hallan trabajo más rápidamente que quienes sólo usan uno o dos. Amplíe sus probabilidades al buscar empleo valiéndose de diversos recursos y al hablar con tantas personas como le sea posible. Sus amigos podrían saber de alguna empresa que esté buscando nuevos empleados, pero también debe considerar preguntarle a sus anteriores compañeros de trabajo o incluso empleadores. No se trata de a quiénes usted conozca, sino de las personas que no lo conozcan a usted. Además de su red de contactos personal, utilice internet, periódicos, agencias de empleo y el directorio telefónico para buscar anuncios y oportunidades de trabajo vigentes que no se hayan publicado.  

Ser demasiado relajado en su búsqueda.

Procure no perder el ímpetu; para ello manténgase en actividad y haga seguimiento de sus búsquedas de empleo. El enviar un curriculum por correo electrónico, llenar solicitudes en línea y hacer llamadas para preguntar si un puesto está vacante son métodos pasivos para postularse a un empleo. Mientras más personas contacte para compartir información persuasiva sobre usted, mayores serán sus posibilidades de concertar una entrevista. Prepárese para las entrevistas haciendo investigación y tenga listas las respuestas para las preguntas que se formulan comúnmente. Después de la entrevista, haga arreglos para comunicarse con el gerente a cargo de la contratación a fin de hacer seguimiento. Respuestas comunes como “Aún estoy esperando que me contesten” o “Todavía no he oído nada al respecto” le restarán ímpetu a su búsqueda. Sea usted quien busque oportunidades y respuestas en lugar de aguardar que ellos le busquen a usted. 

Desatender la imagen personal.

El modo en que usted se presente ante los empleadores potenciales va más allá de la entrevista. Sea cortés y no cometa errores al comunicarse. Incluya mensajes o cartas de presentación en los materiales que envíe por correo electrónico, los cuales alentarán al empleador a leer lo que usted envíe. Envíe notas de agradecimiento a los empleadores y a los contactos que conozca. Asimismo, asegúrese de que su imagen profesional quede reflejada en su dirección de correo electrónico, en el mensaje de correo de voz y en el tono de espera para los que lo llamen a su teléfono celular. Las direcciones de correo electrónico graciosas, los mensajes de correo de voz descorteses y los tonos de espera estridentes pueden provocar que los empleadores lo piensen dos veces antes de contratarlo. Tenga en cuenta que es posible que algún empleador vea la imagen que usted tiene en internet. Asegúrese de proyectar una imagen adecuada para la audiencia en línea, dondequiera que se encuentre.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?