Cómo Sobrevivir al Desempleo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

La preparación para el futuro

“Las nubes económicas que por mucho tiempo han amenazado al mundo ahora nos cubren por completo. … A medida que las empresas sigan recortando personal o cerrando, aún los empleados ideales pueden encontrarse en la necesidad de encontrar un nuevo empleo. Ésta es una oportunidad para confiar en el Señor, para progresar y fortalecerse. … Expresen su gratitud en oración por todo lo que se les ha dado. El Padre Celestial los ama y Su Hijo ha prometido: ‘…todas estas cosas te servirán de experiencia, y serán para tu bien’ (D. y C. 122:7)”. 1

Aumente su fe en el Señor

Es bastante común que las personas que buscan empleo experimenten todo tipo de sentimientos al estar de­sempleados. No obstante, si les falta fe en que el Señor desea bendecirlos y en Su poder para hacerlo, rechazan en forma deliberada las bendiciones que piden en sus oraciones.

Las siguientes sugerencias le ayudarán a convertir su fe en Jesucristo en acción:

  • Pagar un diezmo íntegro.
  • Pedir una bendición del sacerdocio.
  • Organizar un ayuno familiar y orar a diario.
  • Estudiar su bendición patriarcal.
  • Ir al templo con la mayor frecuencia posible.
  • Cumplir con su llamamiento.
  • Vestirse cada día para una entrevista, aun si no tiene una programada.

Pida ayuda en la búsqueda de empleo

Los estudios han demostrado que las personas que bus­can empleo dedican la mayor parte de su tiempo a buscar trabajo en los clasificados de los periódicos o en línea. Pero, la mayoría encuentra trabajo mediante referencias per­sonales y al ponerse en contacto directo con las compañías.

Las siguientes sugerencias le ayudarán a encontrar a otras personas que le puedan ayudar:

  • Hable a menudo con familiares, amigos, conocidos y otras personas sobre su búsqueda de empleo.
  • Actualice su lista de referencias y asegurarse de que dichas personas comprendan su situación.
  • Pida consejo del obispo, al igual que de los líderes de quórum y de la Sociedad de Socorro, de los maestros orientadores y de las maestras visitantes, así como de los especialistas de empleo de barrio o estaca.
  • Obtenga el formulario Autorización del obispo para recibir servicios, ponerse en contacto con el centro de recurso de empleo SUD más cercano y visitar la página www.ldsjobs.org.
  • Escoja a alguien que le sirva de guía o mentor en la búsqueda de empleo, y pedirle que lo sea.
  • Dedique ocho horas al día para encontrar trabajo, esforzarse por hacer diez contactos referentes a empleo y dos reuniones o entrevistas en persona a diario, y anotar las actividades de cada día.

Viva dentro de sus posibilidades

Sin importar cuáles sean sus habilidades o los beneficios que pagó su empleador y que usted haya recibido de su último trabajo, lo más prudente es que se preparare para un desempleo prolongado. La mayoría de las búsquedas de trabajo llevan más de lo anticipado. Lo primero es determinar las formas de aumentar los ingresos y reducir los gastos.

Las siguientes sugerencias pueden ser útiles:

Determine los recursos para aumentar los ingresos

  • Encuentre trabajo temporal
  • Solicite el seguro de desempleo y otros beneficios del gobierno que estén disponibles.
  • Empiece a trabajar por cuenta propia (por ejemplo, dando clases particulares de música, podando céspe­des, etc.)
  • Venda los artículos que no sean necesarios.

Descubra formas de reducir los gastos

  • Utilice transporte público y consolide las diligencias.
  • Suspenda las afiliaciones o los servicios que no sean esenciales, como por ejemplo, las líneas telefónicas adicionales o la televisión por cable.
  • Solicite a los acreedores ajustes a los planes de pago o que le reduzcan las tasas de interés.
  • Haga regalos caseros o regalar tiempo en vez comprar regalos.
  • Ahorre en las cuentas de luz y gas (por ejemplo, suba o baje unos grados del termostato, según la estación del año).
  • Haga compras con una lista y cupones, y complete las compras con el almacenamiento de alimentos.
  • Disminuya las salidas a comer fuera o la compra de comida preparada.
  • Arregle la ropa y use lo que se tiene.

Procure capacitarse más y aprender habilidades nuevas

Los Servicios de recursos de empleo SUD no sólo ayudan en la colocación de empleo sino que además proporcionan servicios y capacitación para la orientación vocacional o la administración de negocios pequeños.

Cada centro a su vez lleva una lista de recursos comu­nitarios disponibles que pueden ser útiles al buscar trabajo. Muchos de estos mismos servicios se ofrecen a través de los especialistas de empleo de barrio o estaca o en línea en la página www.ldsjobs.org.

Visite un centro de recursos de empleo cercano para:

Cuide de su salud y bienestar

Es esencial que mientras no tenga empleo goce de buena salud mental y física. Manténgase cerca de su cónyuge, sus hijos y parientes. Las complicaciones de salud y los problemas familiares prolongarán la búsque­da de empleo.

La siguientes sugerencias le ayudarán:

  • Haga ejercicio y descansar lo suficiente.
  • Siga una dieta adecuada y conserve el peso adecuado.
  • Haga citas para todos los cuidados médicos y arreglos dentales antes de que venzan los beneficios del traba­jo anterior.
  • Averigüe si hay seguro médico grupal o servicios de salud en la comunidad.

Imprimir Versión PDF (8.5x11) (A4)

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?