Ayuda para personas solteras que afrontan el desempleo

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

El desempleo puede ser especialmente difícil cuando estás soltero. Puedes sentir como si estás afrontando este desafío solo o si te falta la motivación que necesitas. Pero no te preocupes porque tienes más apoyo del que piensas. Al comenzar, te sorprenderás de todos los diferentes recursos y las personas disponibles para ayudarte a tener éxito en la búsqueda de empleo.

Busca ayuda de tu familia y amigos

Buscar un empleo es mucho más fácil cuando involucras a los demás en lugar de tratar de hacerlo todo por tu cuenta. La familia y los amigos conforman una red de profesionales que puede ayudarte de diversas maneras. Ellos pueden darte a conocer sobre alguna posición abierta donde trabajan, conectarte con los demás en su red de contactos y proporcionarte recursos adicionales a través de entrevistas informativas. Expande tu red de contactos al hacer conexiones a través de tus canales de redes sociales como LinkedIn y no olvides también buscar ayuda en tu barrio y estaca.

Sigue participando

Normalmente los encuentros sociales comienzan con la pregunta: “¿A qué te dedicas?”. Es muy fácil pensar frecuentemente sobre tu situación de desempleo, pero no permitas que esta defina quién eres. En lugar de decirle a las personas que no tienes trabajo, háblales acerca de tus planes, metas y otros intereses. Asegúrate de mantenerte conectado a las cosas que te importan; continúa siendo un participante activo en cualquier organización, club, clase u otro grupo con el que normalmente te gustaría interactuar. Asiste con regularidad a la Iglesia, sal en citas y esfuérzate por cumplir con tu llamamiento. Busca oportunidades de servir a los demás. Esas interacciones sociales pueden ayudar a reducir el estrés así como a proporcionarte oportunidades adicionales para hacer redes de contactos. Aunque puede que requieras organizar tu tiempo y dinero de forma diferente cuando buscas un mejor empleo, sigue haciendo las cosas que disfrutas.

Cuida de ti y establece una rutina

Mantén tu salud física, mental y emocional mientras estás desempleado. Es importante que comas de forma adecuada y duermas lo suficiente mientras ocupas tu día con actividades que te ayuden a cumplir tus metas profesionales. Evita el uso excesivo de los medios de comunicación que pueden distraerte de tu búsqueda de empleo y no duermas de más, ni te acuestes muy tarde. Levántate a la misma hora cada día, vístete y prepárate como si fueras a trabajar. Sigue una rutina; encontrar empleo debe ser un trabajo de tiempo completo mientras estás desempleado. Planifica cada día, aparta tiempo para las diversas tareas que debes completar y utiliza la técnica 15-10-2 para centrarte en los elementos más importantes de tu búsqueda de empleo. Puedes considerar la idea de participar en el programa de Búsqueda acelerada de empleo que incentiva una rutina diaria de búsqueda de empleo.

Busca un mentor

Un mentor es alguien que puede ayudar cuando buscas mejoras en tu profesión. Ya sea que estés empleado o desempleado, puedes beneficiarte al encontrar un mentor a quien puedas pedir consejo y con quien puedas reunirte para analizar tus metas profesionales a largo plazo. Elige a alguien a quien admires o cuyo curso de vida deseas seguir, y busca su ayuda y guía. Los mentores pueden ser personas en tu familia, barrio, estaca o en otros círculos sociales.

Escoge un mentor de empleo

A diferencia de un mentor que te da orientación profesional general, un mentor de empleo puede ayudar a motivarte y a rendir cuentas. Él o ella trabaja personalmente contigo para evaluar qué está funcionando en tu búsqueda de empleo y que no. Un amigo, alguien en tu barrio o un miembro del personal de un Centro de Recursos de Empleo SUD puede servir potencialmente como mentor de empleo. Debes reunirte con él o ella regularmente para revisar tus metas, practicar tus habilidades de entrevista, mejorar tu currículum y evaluar tu progreso.

Amplía tu búsqueda de empleo

Mientras buscas un empleo puede que pienses que estás haciendo lo mismo y te desmotivas porque tu búsqueda no está dando los resultados que esperas. Esta situación frustrante puede sucederle a cualquiera, pero es común especialmente si limitas tu búsqueda de empleo. Por ejemplo, aunque muchas personas buscan empleos solamente en línea, esta táctica no es un método eficaz para buscar empleo. Serás más exitoso al utilizar una variedad de recursos tales como redes de contacto, crear un perfil en ldsjobs.org, visitar un centro de empleo, buscar recursos en la comunidad y trabajar con mentores y mentores de empleo.

Recuerda siempre mantenerte positivo en cualquiera de las técnicas que decidas utilizar en tu búsqueda de empleo. Cuando pongas tu confianza en el Señor, podrás ver que “la tierra está llena, y hay suficiente y de sobra” (D. y C. 104:17). Hay oportunidades para ti y Dios te guiará si las buscas.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?