La historia de Arlene: Volver a la fuerza laboral con la ayuda del Señor

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Después de estar 12 años en casa cumpliendo con su rol de madre, Arlene sintió la necesidad de volver a la fuerza laboral. Ella tenía un título universitario en Biología y en Educación Secundaria, pero debido a que había comenzado su familia poco después de graduarse, no tenía mucha experiencia profesional en el salón de clases. Comenzó a aplicar por empleos relacionados con la educación en su área, pero obtuvo poca respuesta.

Fue entonces cuando una amiga le habló acerca de los Servicios de Recursos de Empleo SUD, que le podían proporcionar asesoramiento profesional para ayudarle a obtener un empleo. Como vivía a más de una hora del centro de empleo más cercano, un misionero en el centro le dio asesoramiento sobre currículum por teléfono. Arlene aprendió cómo presentar sus habilidades de una manera poderosa y concisa, a fin de que los posibles empleadores pudieran reconocer fácilmente sus calificaciones.

Una vez que tuvo un currículum revisado recientemente, lo envío en línea como el distrito escolar lo requería y también mandó una copia impresa a cada una de las escuelas en las que estaba aplicando. Antes de su primera entrevista, se reunió con un asesor de carrera del centro de empleo para prepararse. Discutieron los tipos de preguntas que le podrían hacer, refinaron sus respuestas para resaltar sus calificaciones y hablaron acerca de cómo vestirse profesionalmente. Practicó sus respuestas mediante entrevistas simuladas y reconoció algunos de sus tics nerviosos que podrían distraer al entrevistador. Con preparación extra y práctica su entrevista fue un éxito, y la contrataron como maestra auxiliar para una clase de matemáticas.

Después de meses de mostrar su interés de asumir tareas más complejas, se abrió una posición en el departamento de español de su escuela. Ella obtuvo el empleo gracias al trabajo duro y a su habilidad de hablar español. Pero su trabajo no había terminado con la oferta de empleo; todavía tenía que obtener la certificación estadal requerida antes del comienzo del año escolar. Con el apoyo de la administración de la escuela y la ayuda de un consejero de desarrollo en los Servicios de Recursos de Empleo SUD, pudo completar los cursos y exámenes que eran necesarios para obtener a tiempo su certificación local de enseñanza.

A lo largo de su experiencia para volver a la fuerza laboral, Arlene sintió la ayuda y el apoyo del Salvador. Aunque el proceso fue a menudo estresante y difícil, sintió confirmaciones reiteradas de que ella estaba donde tenía que estar. Se siente bendecida no solamente por tener un empleo, sino también por estar trabajando en una escuela cerca de su casa, así que puede dedicar más tiempo a sus hijos.

“El Padre Celestial nos ama y Él quiere que sintamos que estamos teniendo éxito”, dice Arlene. “Es duro, especialmente si no tienes un empleo o estás empezando a buscar trabajo y ves a todas esas personas que han estado enseñando por veinte años o más. Pero puedes hacerlo. Me di cuenta que el Señor me magnificará”.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?