La historia de Scott: Cómo redefinir su búsqueda de empleo

Scott necesitaba un nuevo empleo y después de trabajar 12 años como ingeniero, sentía bastante confianza en que podía ser capaz de encontrar uno rápidamente. Sin embargo, después de dos meses de búsqueda de empleo, estaba cada vez más preocupado. Decidió que debía hablar con su obispo, quien lo refirió al Centro de Recursos de Empleo SUD.

Allí se reunió y trabajó con personal y misioneros de servicio a la Iglesia, quienes lo ayudaron a tener buen ánimo y a aprender nuevas habilidades de búsqueda de empleo. “El cambio más grande en ir al centro de empleo”, dijo Scott, “fue que debía dirigir mejor mi energía y tenía gente para hablar sobre mis estrategias para obtener un trabajo”.

Cuando Scott asistió al Programa de búsqueda acelerada de empleo (BAE), se le animó a identificar recursos, hacer contactos y tener interacciones en persona cada día. Mientras lo hacía, aprendió que la mayoría de los empleos de ingeniería en su área eran en la industria automotriz. Sin embargo, su experiencia laboral había sido con el gobierno. Habló con sus colegas en el sector y decidió que para seguir en trabajos gubernamentales tenía que expandir su búsqueda de empleo a áreas del país con más puestos de este tipo.

En adición a una búsqueda adaptada a los parámetros de Scott, el centro de empleo lo ayudó a dar una buena impresión cuando él recibió una llamada telefónica de un posible empleador. A pesar de que era un ingeniero experimentado, a veces Scott luchaba para comunicar el mensaje que quería en un ambiente de entrevista . A través del Taller de autosuficiencia laboral y del programa BAE, practicó hablar sobre sí mismo en una declaración “Yo en 30 segundos” y en las declaraciones positivas. Esto lo ayudó a comunicar con claridad y confianza detalles importantes sobre sí mismo.

Al seguir el método 15-10-2 (15 recursos, 10 contactos y 2 reuniones en persona cada día) que aprendió en el programa BAE, Scott delimitó su búsqueda a empleos que se ajustaran bien a su experiencia y a través del entrenamiento que recibió en el centro de empleo, pudo comunicar sus méritos en la entrevista. Finalmente, a Scott le ofrecieron un empleo con una agencia gubernamental en otro estado. Dice que el “equipo de empleo SUD hizo un gran trabajo al ayudarme a conseguir un empleo que me encanta hacer y con gente con la que me gusta trabajar”.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?