La historia de Bob: Cómo sacar provecho de la red de contactos

En los Servicios de Recursos de Empleo SUD (LDS Jobs) te ayudaremos a obtener un empleo remunerado a través de la formación académica y la red de contactos con empresas locales.

Cuando Bob perdió su empleo, nunca imaginó lo difícil que sería encontrar uno nuevo. Dado que había trabajado más de veinte años en la compañía anterior, ni siquiera sabía dónde comenzar a buscar empleo. Así que, visitó el centro de recursos de empleo.

En ese tiempo, prestaba servicio como obispo. Eso presentaba un desafío mayor, dado que a menudo los miembros desempleados reciben el apoyo y el consejo que necesitan de su obispo.

Una de las primeras cosas que hizo cuando perdió su empleo fue informar a los miembros del barrio; no quería que fuera un secreto. Deseaba encontrar empleo y sabía que necesitaría de mucha ayuda. Él explicó: “Si no le decimos a las personas que estamos buscando empleo, no podrán ayudarnos”.

Al final, fue un miembro de su estaca que lo ayudó a hacer contactos, con lo cual encontró empleo. Bob encontró una prometedora vacante y envió su currículum vitae. A menudo, las personas se detienen ahí al buscar empleo. Sin embargo, tras acudir al centro de empleo con frecuencia, descubrió que la red de contactos es una parte esencial en la búsqueda de empleo.

Bob preguntó a sus amigos y supo que uno de sus conocidos de la estaca trabajaba de forma estrecha con la compañía en la cual había solicitado empleo. Aunque no lo conocía muy bien, Bob decidió enviarle un mensaje de correo electrónico. Bob le recordó las veces que se habían reunido, se valió de su declaración “Yo en 30 segundos” para presentarse mejor y luego le preguntó al miembro de su estaca si estaría dispuesto a recomendarle con la empresa.

La respuesta que recibió del hermano fue de calidez y aliento.

Una semana más tarde, Bob recibió un mensaje en el que se le informaba que el hermano de la estaca estaba a cargo del comité que buscaba llenar el puesto que él había solicitado. Debido a que Bob ya había expresado su interés en la posición, dicho hermano pudo recomendarlo con el vicepresidente de la empresa y promocionarle como un excelente candidato al puesto durante el proceso, hasta que al final se lo contrató.

A pesar de que Bob había enviado decenas de copias de su currículum vitae y se había comunicado incontables veces con su red de contactos, fue el contacto con esta persona el que le permitió conseguir una entrevista, quien luego lo recomendó con el vicepresidente de la empresa. Al pasar por el proceso, Bob aprendió que el contacto clave puede ser cualquier persona.

Comentarios y sugerencias

¿Le resultó útil?